Diatermia (VIP)

La diatermia es una técnica cuyo objetivo principal consiste en lograr la regeneración de los tejidos mediante la activación del metabolismo a través del aumento de la temperatura de manera controlada.

Se viene aplicando desde principios el siglo XX, por tanto es un tratamiento consolidado por la experiencia clínica. Actualmente, es ampliamente utilizada por los fisioterapeutas y en estética con muy buenos resultados.

Tipos de diatermia

Existen dos formas de aplicación de la diatermia en fisioterapia según la extensión de los tejidos donde se necesita actuar.

La diatermia local

Se utiliza para tratar zonas pequeñas del cuerpo como por ejemplo en una epicondilitis, es decir, una lesión de los tendones supinadores. Ten en cuenta que un buen profesional siempre va a preguntar por tus sensaciones porque son el mejor indicador de que todo está correcto. Las aplicaciones suelen durar 30 minutos y se llevan a cabo en dos o tres sesiones semanales.

La diatermia generalizada

Esta técnica se puede utilizar en zonas más amplias del cuerpo como la espalda o ambas piernas de manera que se obtienen los mismos beneficios, pero más globales para el organismo, que en zonas mucho más circunscritas.

Los otros usos de la diatermia

Está claro que a esta técnica se le da el uso terapéutico del que hemos hablado pero dada su capacidad de regenerar tejidos se aplica en otras áreas de la salud humana. Veamos cuales son:

La diatermia estética

Al obtenerse en los tejidos una serie de beneficios, la diatermia estética se utiliza también en este campo con óptimos resultados. Las mejoras son:

– Mejora de la circulación de la sangre y activación del metabolismo.

– Produce efectos anticicatrizantes, disminución del dolor y de la inflamación de los tejidos.

– Logra la relajación de la zona, la mejora del drenaje linfático y la regeneración de los tejidos.

Pero hay dos técnicas que se utilizan y que son un tanto diferentes. Estas son:

1. La diatermia capacitiva

Es una técnica rápida y de calidad haciendo que los principios activos del gel de la crema o de ampolla que requiera el tratamiento de estética profundice más en los tejidos. ¿Qué tipo de tratamientos nos permite realizar?

– Tratamientos faciales: arrugas, bolsas de ojos, rictus, efecto lifting y reafirmación de tejidos.

– Tratamientos corporales: reafirmación, celulitis, adelgazamiento, estrías.

– Tratamientos de depilación química progresiva.

2. La diatermia capacitiva y resistiva

La diatermia resistiva se introdujo en 1994 y se diferencia en que el aplicador permite el paso de la corriente de forma más directa y sin dispersión. De esta forma el aumento de la temperatura se logra a mayor profundidad en los tejidos. Por tanto es de uso frecuente en fisioterapia, sobre todo para los tejidos duros como tendones, huesos o ligamentos.

En definitiva, la diatermia es una técnica muy eficaz capaz de penetrar en los tejidos obteniéndose grandes cambios metabólicos sin efectos negativos.

Recommended Posts