Ondas de choque focales calcificaciones

La terapia de ondas de choque es un método no invasivo que emplea ondas de presión para tratar diversas afecciones musculo-esqueléticas, proporcionando una fuerza mecánica a los tejidos del cuerpo dañados. Este tipo de terapia está indicada para tratar afecciones como el codo de tenista o dolor en tendones y talones. Además, se pueden utilizar las ondas de choque en calcificaciones o prescribir ondas de choque para espolón.

Efecto de las ondas de choque en calcificaciones

En un primer momento, el tratamiento que te prescribirán si tienes calcificaciones será más bien conservador, con fisioterapia, iontoforesis, fricción profunda, aplicación local o sistémica de fármacos no inflamatorios, irrigación con aguja, etc…

Sin embargo, si el dolor se torna crónico o estos tratamientos no funcionan después de varios meses, tu médico puede proceder a métodos más invasivos. Antes de llegar a la cirugía, la terapia de ondas de choque extracorpóreas, denominadas ESWT, se postulan como una interesante alternativa al ser mínimamente invasiva y muy efectiva para algunas dolencias.

Antes de someterte a esta práctica, serás evaluado por tu fisioterapeuta en la consulta para determinar si tu caso reúne las condiciones adecuadas para proceder al tratamiento. De este modo, comprobará si requieres otro tipo de complementos como actividad física, ejercicios específicos o corregir la postura. Como norma general, el tratamiento dura entre tres y seis semanas, cada sesión no se alarga más de cinco minutos y las molestias van a ser leves.

Los estudios demuestran que los pacientes que se someten a este tratamiento, recibiendo dosis de energía muy controladas, mejoran en más de un 80 %. Al cabo de dos meses de sesiones, te darás cuenta que tienes menos dolor, que puedes realizar más actividades en tu día a día y que posees más fuerza y recorrido articular.

Así mismo, es interesante destacar que la mayoría de pacientes son capaces de reabsorber completa o parcialmente sus depósitos de calcio, asociando el tratamiento a una mejoría clínica importante. En cuanto a los precios de las sesiones de ondas de choque para calcificaciones, puedes encontrar tarifas tan económicas como 35 euros por sesión.

Conclusiones

La acumulación de calcio en cualquier parte del cuerpo no suele ser detectado al principio, sino cuando ya produce dolor y está afectando a tu cotidianeidad. Aunque no se trata de una patología grave hasta ahora era bastante difícil de mitigar, ya que la cirugía era la única que podía erradicar estas calcificaciones.

El tratamiento de ondas de choque ha generado una nueva manera de afrontar la enfermedad, siendo mucho menos invasiva y más efectiva que las terapias tradicionales. A su vez, ha conseguido eliminar casi en su totalidad las acumulaciones de calcio y, por tanto, ha puesto la solución al problema. Solo basta con un par de meses de sesiones para apreciar los resultados. ¿A qué esperas para beneficiarte de sus ventajas?

Recommended Posts