In Blog

Hoy la electroterapia es la rama de la medicina que utiliza el paso de la corriente eléctrica a través de parte o todo el organismo con fines curativos. Proviene del griego electro (electricidad) y terapia (cura) y estudia las aplicaciones terapéuticas de la electricidad para el tratamiento de determinadas enfermedades. analgésica es una alternativa válida que puede competir con los fármacos analgésicos para el tratamiento del dolor. El dolor es un mecanismo de protección para avisar de una lesión tisular haciendo que el organismo reaccione ante él. Los receptores se encuentran en la piel y en otros tejidos como el periostio, paredes arteriales, hoz y tienda del cerebro y superficies articulares y son terminaciones nerviosas libres que se estimulan por agentes mecánicos (que ocasionen daños en los tejidos), térmicos (por encima de 45ºC) y químicos (sustancias como la histamina o serotonina). , pero sin efectos secundarios.
Se define la electroterapia como el estudio de las aplicaciones terapéuticas de la electricidad; en su diccionario de la RAE se define como el tratamiento de determinadas enfermedades mediante la electricidad. Proviene del griego electro (electricidad) y terapia (cura), y es la rama de la medicina que utiliza el paso de la corriente eléctrica a través de parte o todo el organismo con fines curativos.
Cuando se aplica una corriente eléctrica al organismo humano se producen los siguientes efectos específicos:

  • Efectos primarios o fisico-químicos: Son dos principalmente, el efecto térmico, determinado por la anteriormente vista Ley de Joule; y el efecto químico: se produce una liberación de iones que se desplazan dando lugar a alteraciones en la permeabilidad de la membrana, variando la composición química de la estructura íntima de los tejidos.
  • Efectos secundarios o fisiológicos: vasodilatación, analgesia y acción excitomotriz. Indicaciones y contraindicaciones: Es muy difícil determinar las indicaciones generales de la electroterapia dado que existen multitud de aplicaciones diferentes: corrientes galvánicas, ininterrumpidas, cuadrangulares, ultrasonidos, infrarrojos, etc; cada una de estas técnicas tiene unas indicaciones y contraindicaciones específicas.

Como norma general encontraremos dos grandes tipos de efectos: el vasomotor y el efecto analgésico. El efecto vasomotor y trófico sirve para aumentar el riego sanguíneo y mejorar el retorno venoso; mientras que el el efecto analgésico puede evitar dolores de origen neurológico, muscular y/o articular.
Indicaciones específicas de cada tipo de electroterapia:

  • Corrientes diadinámicas: atrofias e hipo. El hipo es un espasmo involuntario del diafragma que se repite varias veces por minuto. Se define más técnicamente como una serie de contracciones espasmódicas, súbitas, involuntarias e intermitentes de la musculatura inspiratoria, principalmente el diafragma, seguidas de un cierre brusco de la glotis, lo que origina un sonido peculiar y característico. tonías musculares; produce efecto analgésico en neuritis y neuralgia. Una neuralgia es un síntoma provocado por un fallo del sistema nervioso consistente en un trastorno sensitivo o dolor sin que la función motora se vea afectada. Si afecta a los nervios periféricos, provoca una alteración de la zona inervada correspondiente al nervio. s, mialgias, hematomas musculares y contusiones y traumatismos articulares.
  • Tens : radiculopatías, polineuropatías sensitivas, neuritis, artrosis. Las artrosis, artropatías crónicas no inflamatorias, se caracterizan por alteraciones del cartílago articular, proliferación del tejido óseo subcondral y lesiones congestivas y fibrosas sinoviales. Las causas locales son mecánicas, es decir, agotamiento articular en el que la presión articular desempeña un papel muy importante. Se citan numerosas causas generales con factores favorables al desarrollo de la artrosis: Edad, herencia, ciertos trastornos metabólicos endocrinos y circulatorios… La sintomatología es esencialmente dolorosa de tipo mecánico y de formación y limitación articular, con repercusión funcional invalidante.
  • Onda corta y Microonda: Procesos musculares y articulares, procesos respiratorios como la sinusitis.
  • Ultrasonidos: lesiones traumáticas de partes blandas, hemartros, retracciones y fibrosis músculo-tendinosas, epicondilitis, bursitis. La Bursitis consiste en la inflamación y tumefacción de la bolsa sinovial articular (interesa a las articulaciones escápulo humeral, del hombro, olécranon, prerrotuliana, subacromial, talón, trocánter mayor del fémur). Presenta una pared (bolsa serosa fina o gruesa, en la que a veces se aprecian calcificaciones) y el contenido (líquido de aspecto sinovial veces con hemorragia). Las causas desencadenantes pueden ser de origen traumático (por contusión) , microtraumatismos (por sobreesfuerzos repetitivos por fricción) , infeccioso (quemada con hierba artificial) o metabólico (gota). Capsulitas de hombro, tendinitis. Es la inflamación de las estructuras de deslizamiento del tendón o de la zona de inserción. Si se afecta la vaina hablamos de tenosinovitis; puede ser con derrame dentro de la vaina sinovial o estenosante, ocasionado por un engrosamiento en la hoja sinovial parietal, dificultando el deslizamiento del tendón dentro de la vaina. , fibrositis y puntos gatillo.
Recommended Posts

Leave a Comment