In Blog

 

¿Qué es un Esguince de tobillo?

Un esguincedistensión o torcedura  es una lesión de los ligamentos por distensión, estiramiento excesivo o torsión, acompañada de hematomainflamación, dolor e impotencia funcional.

Se origina al afectarse la región articular por acción mecánica (la exigencia de un movimiento brusco, excesiva apertura o cierre articular, movimiento anti-natural), o por violencia (caída, golpe).

No debe confundirse con la luxación, la cual es una lesión más severa que involucra el cambio de posición de la articulación y la separación de sus huesos. Ni tampoco con el desgarro, que es la lesión del tejido muscular.

¿Cómo curar un esguince de tobillo?

Ante cualquier lesión donde se encuentre afectado el sistema musculo esquelético el protocolo inmediato recomendado a seguir es el denominado “método RICE”, cuyas singlas establecen el procedimiento:

R-REPOSO: previene el daño mayor y aminora el proceso inflamatorio.

I-HIELO (DEL INGLES ICE): anestésico y analgésico, limita el proceso inflamatorio.

C-COMPRESION: mediante vendaje elástico, restringe la acumulación de líquido.

E-ELEVACION: reduce la acumulación de líquidos en la zona.

El objetivo de este procedimiento, en este caso específico del esguince de tobillo, es evitar que las alteraciones, consecuencias de la lesión ligamentosa, tales como el edema, la inflamación, u otras, dificulten y retrasen el tratamiento específico para la perfecta recuperación del tejido afectado a manos del fisioterapeuta.

Tras el padecimiento de la lesión, el tratamiento debe comenzar inmediatamente a través del protocolo RICE, anteriormente descrito. A partir de ahí debe ponerse en manos de su fisioterapeuta de confianza lo antes posible.

Podríamos diferenciar a groso modo diferentes fases dentro del tratamiento fisioterápico:

– Inflamación

– Readaptación

– Vuelta a la actividad deportiva

 

 

Recomendaciones para evitar los esguinces de tobillos:

El esguince de tobillo es una lesión típica en algunas disciplinas deportivas, sobre todo aquellas donde se produzcan giros, saltos y cambios de ritmo.

La lesión forma parte del deporte, aun así, para reducir el riesgo el mejor consejo es la prevención:

– Realización de práctica deportiva de manera segura, abarcaría el uso de material de calidad, en este caso unas buenas zapatillas especificas en función de la disciplina deportiva y practicarlo en unas buenas instalaciones (no es lo mismo jugar a fútbol en un campo de césped natural regado, que en el patio de un colegio).

– Realización de trabajo de descarga, el 95% de los esguinces se producen en estado de fatiga muscular, por lo que el descanso y el trabajo de descarga es fundamental. El trabajo de descarga incluiremos: crioterapia (frio post ejercicio), fisioterapia de descarga, estiramientos, descanso.

– Ejercicios de propiocepción.

– Buena alimentación e hidratación.

Si has sufrido un esguince de tobillo y no consigues recuperarte, siempre puedes visitarnos para tratarte con profesionales.

Recent Posts

Leave a Comment